Saturday, May 2, 2009

¿"OLIGARQUIA MORIBUNDA" DEMASIADO GRANDE PARA SER SALVADA?

Una de las características más destacadas de la crisis actual es la falta de análisis políticos de la misma.Las autosuficientes instituciones democráticas del mundo desarrollado todavía no han dirigido la más mínima atención a su responsabilidad por acción y omisión en la misma.Si la crisis hubiera aflorado en otros países, habría sido común la descalificación de sus sistemas políticos y la connivencia entre intereses económicos y políticos habría sido señalada como una causa de la misma, y no ciertamente la menos importante.

Nada de ello, sin embargo, ha sucedido hasta la fecha.

Es mérito de Simon Jhonson, entre otros, haber llamado la atención sobre este importante problemna político y económico, que es totalmente distinto del de la cuestión de la políticas de estímulo fiscal.

Lo ha hecho en tres contribuciones recientes:

El golpe pacífico

Demasiado grandes para caer o demasiado grandes para ser salvadas y

Oligarcas moribundos


Estos son algunos extractos de sus conclusiones y recomendaciones.Aunque están pensados desde y para los Estados Unidos, también son pertinentes y aplicables en Europa.Aquí, a los señalados se añaden otros propios de la vacilante estructura europea, de la falta de liderazgo político y de las peculiaridades de cada país.


"En una democracia capitalista, el poder politico fluye hacia aquellos con el poder económico.En la medida en que la sociedad deviene más compleja, las formas de ese poder también son más sofisticadas.Hasta que consigamos una forma de organización politica menos susceptible a las influencias económicas, los oligarcas, como las burbujas y sus pinchazos, son una realidad con la que hay que contar y estar preparados para afrontar.El primer paso crucial es reconocer que los tenemos en nuestros sistemas." ("¿Demasiado grandes para caer o demasiado grandes para ser salvados?")

"El futuro inmediato está condicionado por la estructura de poder económico dominante.Los restantes grandes bancos ( en los Estados Unidos) y los grandes bancos y corporaciones (en el resto del mundo) son invencibles como consecuencia de las contribuciones electorales, conexiones politicas y el razonable temor de todos a una gran depresión.Será difícil para los entrantes cambiar esta estructura efectivamente-tanto con nuevas compañías como con nuevas ideas.Pero no veremos nueva innovación, inversión y crecimiento procedente de los supervivientes actuales.

¿Cómo escapar de esta parálisis de los oligarcas moribundos?.Tendremos una razonable cantidad de tiempo para pensarlo." ("Oligarcas moribundos")

"Mancur Olson es famoso por haber argumentado que las crisis pueden romper el poder de los intereses consolidados.Esto es posible, pero solo sucede cuando la crisis conduce al poder al "reformador" adecuado.Más a menudo, las crisis conducen a una mayor concentración de poder económico e influencia política."("Oligarcas moribundos")


¿UN CAMINO POLITICO Y ECONOMICO DE SALIDA?:

La limpieza de los balances de lo bancos no puede hacerse a través de la negociación.El gobierno debería inspeccionar los balances de las entidades y determinar cuáles no pueden sobrevivir a una fuerte recesión (los actuales tests de stress son adecuados en principio, pero no suficientemente contundentes en la práctica.Estas entidades afrontarían una alternativa: depreciar sus activos a su verdadero valor y conseguir nuevo capital en un breve plazo o ser intervenidas por el gobierno.

Esto sería costoso para el contribuyente.Con arreglo a los últimos números del FMI, el coste de la limpieza ascenderá al 10% del PIB en el largo plazo.Pero solo con acciones decisivas que hagan públicas la extensión del problema y restauren la salud económica verificable puede curarse la parálisis del sector financiero.

La segunda medida es más difícil: los nuevos accionistas de las entidades financieras deben ser inducidos a fraccionar las entidades de forma que no sigan siendo demasiado grandes para caer, haciendo más difícil que los nuevos oligarcas continúen con el chantaje a las instituciones.

Para respaldar estas acciones, la legislación antitrust debería ser considerarda.

La cuestión en el Mercado financiero hoy no es la del poder de mercado para influir en los precios sino la de un tamaño de un pequeño número de entidades suficiente para que su destrucción conlleve la la de la prpiua economía ne su conjunto.El programa de estímulo de Obama invoca a Franklin Roosvelt, pero necesitamos un enfásis equivalente en el estilo de Teddy Roosvelt de pinchazo de los trust o conglomerados.

Por último, una mayor regulación es necesaria.

En el largo plazo, la mejor solución es un mejor competencia: acabar con las estructuras de precios no competivas de los fondos de cobertura y reducir las comisiones de la gestión de activos y de la industria financiera en general. A aquellos que digan que esto inducirá que las actividades finacieras fluyan a otros países, les podemos decir ahora con seguridad: de acuerdo.

Testimony before the Joint Economic Committee of the US Congress hearing, "Too Big to Fail or Too Big to Save? Examining the Systemic Threats of Large Financial Institutions"
April 21, 2009


This testimony draws on joint work with James Kwak, particularly "The Quiet Coup," Atlantic, May 2009, and with Peter Boone. Our updates and detailed policy assessments are available daily at www.baselinescenario.com.


(Traducción y selección Guillermo Ruiz)

Labels: , , , ,

0 Comments:

Post a Comment

<< Home

Suscribir con Bloglines Creative Commons License
Esta