Sunday, November 2, 2008

DE DONDE SALDRAN LOS FONDOS PARA EL RESCATE DE PAISES (FMI) Y DE ENTIDADES FINANCIERAS


Según señala Edward Hugh, Austria es el tercer país europeo que ha cancelado una emisión de bonos en las últimas semanas- en el caso de Austria los mercados se están poniendo nerviosos por la exposición de algunos de sus bancos claves (Erste, Raffeisen) y por la debacle en Europa del Este: tanto Hungría como Europa del Este han recibido préstamos del FMI esta semana y no serán los último países en recibirlos.

España y Bélgica también han cancelado emisiones el mes pasado a causa de la turbulencia financiera y de que los inversores demandan tipos de interés mucho más altos.

La emisión de deuda en Europa se ha estimado que se incrementará en 2009 a un nivel record de 1.000 billones de euros-un 30% más que en 2008-, como consecuencia de que los gobiernos buscan estimular su economía y hacer frente a las recapitalizaciones bancarias.

Italia y Grecia con ratios deuda-Pib por encima del 100% son los más expuestos a continuas dificultades en los mercados financieros. Solo Italia se estima que necesitara emitir 220 billones en 2009.

Los rescates de países del FMI cuentan solo con los 250 billones de dólares de esta institución.

Gordon Brown pidió el Martes pasado a los estados del Golfo y a China que proporcionen financiación sustancial al FMI, antes de viajar a Francia para discutir el incremento del fondo europeo de rescate.

El plan de rescate alemán aprobado el 17 de octubre asciende a cerca del 20% del PIB. La canciller Merkel aseguró 80 billones para recapitalizar bancos en dificultades, comprometiendo el resto hasta 500 billones en avales y cobertura de pérdidas.

Las criticas a la tardanza del gobierno español en implementar las medidas aprobadas por Real Decreto-Ley (La Vanguardia, 2 de Noviembre) pueden tener relación tanto con las medidas contempladas (problemas vinculados a la adquisición de activos que otros países y señaladamente USA y el Reino Unido rechazaron) como con la dura realidad de que los Estados son también agentes financieros, necesitan el mercado para financiarse y experimentan en tiempos de dificultades los mismos o mayores problemas que los bancos, familias y empresas, sobre todo cuando el tamaño de los mismos es de una escala desproporcionada, medida por el tiempo necesario para solucionar una necesidad actual de liquidez.

Por dar un ejemplo significativo, lo 50.000 millones destinados a la adquisición de los activos de la banca representan, aproximadamente, toda la recaudación del Impuesto sobre Sociedades español en el ejercicio 2006.Y el problema es que no estaban previstos y sí otras necesidades de gasto que pueden retrasarse pero no indefinidamente. Los bolsillos del estado son grandes, pero están sometidos a los mismos problemas que los de cualquier otro agente (en proporción a sus necesidades).Eso sí, los responsables de las políticas parecen considerar que los Estados además de a tantas otras cosas, son también inmunes a los problemas financieros. Seguramente en buena aparte por ello, el FMI tiene ahora que rescatar a todos los que esperan su turno.

La posibilidad de apalancamiento financiero del Estado para atender el desapalancamiento obligado de las empresas y familias no es tan sencilla como traspasar la deuda de unos balances (privados) a otros (públicos). Requiere una habilidad y una prudencia por la que no han brillado en el pasado los responsables públicos. Los Estados también son objeto de rescate.


Austria

Gordon Brown




Labels: ,

0 Comments:

Post a Comment

<< Home

Suscribir con Bloglines Creative Commons License
Esta