Sunday, May 20, 2007

NUEVA DECISION DEL TRIBUNAL SUPREMO DE ESTADOS UNIDOS SOBRE EL ABORTO (GONZALES V. CARHART)





Por cinco votos contra cuatro (Ginsburg, Souter, Stevens y Breyer), el Tribunal Supremo ha avalado la constitucionalidad de una Ley federal que imponía restricciones sobre el aborto que las Cortes de instancia habían juzgado contrarias a la doctrina constitucional de dicho Tribunal en "Roe" y "Casey".


A continuación, se reproduce nuestra traducción de algunos de los párrafos de la opinión disidente, formulada por la juez Ruth Bader Ginsburg:

"La decisión de hoy es alarmante... tolera, de hecho aplaude, la intervención federal para prohibir en todo el país un procedimiento considerado pertinente y necesario en determinados casos por el Colegio Americano de Ginecólogos y Obstetras.Borra la línea, firmemente trazada en Casey, entre abortos previos y posteriores a la viabilidad del feto.Y, por primera vez desde Roe, la Corte bendice una prohibición sin exepción alguna que salvaguarde la salud de la mujer.

Disiento de la disposición de la Corte. Desconociendo decisiones previas en el sentido de que las restricciones del aborto no pueden establecerse sin excepciones que protejan la salud de la mujer, la Corte asume una Ley que, con seguridad, no sobreviviría bajo el obligado escrutinio que previamente examinó las limitaciones estatales impuestas a las opciones reproductivas de la mujer.

Por tanto, el cuestionamiento constitucional de las restricciones indebidas de los procedimientos sobre el aborto no pretende invocar alguna noción generalizada de privacidad.Más bien, se centra en la autonomía de la mujer para determinar el curso de su vida y para disfrutar de una ciudadanía con los mismos derechos.

En su lugar, la Corte niega a las mujeres el derecho a una decisión autónoma, incluso a riesgo de su seguridad.Esta forma de pensar refleja nociones arcaicas acerca del lugar de la mujer en la familia y bajo la Constitución, ideas que hace tiempo han sido desacreditadas.

La hostilidad de la Corte a asegurar lo decicido en Roe y Casey ni siquiera se oculta.
Aunque la opinión de hoy no va tan lejos como para negar Roe o Casey, la Corte, con una composición diferente que la que tenía cuando se decidió por última vez una regulación menos restrictiva del aborto, no respeta nuestras anteriores invocaciones del "imperio de la ley" y los "principios del precedente".
En suma, la idea de que la Ley que parcialmente prohíbe el aborto persige un interés gubernamental legítimo es, dicho llanamente, irracional.La defensa de la Ley por la Corte no proporciona ninguna explicación.Francamente, la Ley, y su defensa por la Corte, no puede ser entendida sino como un esfuezo para cercenar un derecho declarado una y otra vez por esta Corte, con comprensión incrementada de su importancia capital para la vida de las mujeres."



Las opiniones completas y los antecedentes se encuentran aquí


http://en.wikipedia.org/wiki/Gonzales_v._Carhart


La biografía de la juez Ginsburg (nominada por el Presidente Clinton con la aprobación del Senado) aquí

http://en.wikipedia.org/wiki/Ruth_Bader_Ginsburg

Labels: ,

0 Comments:

Post a Comment

<< Home

Suscribir con Bloglines Creative Commons License
Esta